Aunque en España lo más normal sea comprarse una casa ya construida, o empezar a construir una desde los cimientos, lo cierto es que cada vez existen más opciones alternativas y con grandes ventajas. Una de ellas son las casas prefabricadas y modulares. ¿Te suenan? Hoy te hablamos sobre ellas y de los diferentes tipos de casas prefabricadas que existen.

Las viviendas prefabricadas comenzaron su auge tras la Segunda Guerra Mundial, cuando se hizo necesario adoptar un método de construcción más práctico y económico para recuperar las viviendas destruidas. Actualmente las casas prefabricadas ya son muy usuales en muchos países europeos, en Estados Unidos y en China, donde cada vez son más vistas como unas sustitutas de las viviendas tradicionales.

¿Cómo son las casas prefabricadas?

Las casas prefabricadas son un tipo de construcción que disponen de todos, o gran parte de sus componentes producidos industrialmente antes de comiencen las obras de construcción. Todas estas piezas que conforman las casas prefabricadas se transportan al lugar donde vaya a colocarse la construcción, y con profesionales especializados, se montan siguiendo el proyecto acordado, y con los materiales utilizados y las directrices de cada fabricante.

Además, una de las grandes ventajas de este tipo de viviendas es que pueden decorarse partiendo de cero con todo tipo de muebles, ya que son muchas las opciones y materiales que se utilizan en su construcción.

Las viviendas prefabricadas modulares se componen por diferentes módulos que luego se convertirán en las distintas estancias de la casa. Estos módulos suelen estar ya establecidos, por los que los propietarios deberán adaptarse a ellos. Aunque existen casas prefabricadas modulares para todos los gustos; desde los modelos más minis, las más grandes estructuras.

Por tanto, para colocar estas casas, previamente deberemos buscar el suelo que se adapte a ella, e incluirlo en el presupuesto de las casas prefabricadas.

¿Qué tipos de casas prefabricadas existen?

Existen muchos tipos de materiales y casas prefabricadas. Elegir un tipo de vivienda modular, u otro, dependerá de de nuestras necesidades, nuestros gustos, y por supuesto, de nuestro presupuesto.

Casas prefabricadas de hormigón

Estas son una de las casas prefabricadas más demandadas del mercado, especialmente por quienes buscan una vivienda moderna y diferente.

Éstas se fabrican a partir de bloques de hormigón arquitectónico por módulos. Se caracterizan por ser resistentes y ofrecer las mismas posibilidades de las casas tradicionales, pero a un coste menor. Toda la construcción de los módulos se realiza en fábrica, y una vez realizados se trasladan a la parcela donde vaya a levantarse la casa.

Su precio varía mucho dependiendo de los extras y del diseño que se escoja, pero pueden ser desde viviendas ‘low cost’, a casas de lujo con diseños muy cuidados y vanguardistas.

Casas prefabricadas de madera

Las casas modulares de madera son la elección más económica, aunque pueden requerir más mantenimiento que otras opciones.

A pesar de que la madera es más barata que otros materiales, se trata de un buen aislante y de un material muy fácil de transportar por su peso. No obstante, su precio también varía mucho en función de las dimensiones, el tamaño o las extras que se elijan.

Para construir este tipo de casas, se utilizan sistemas de ensamblaje de laminados, aglomerados, fibras o madera natural con otros sistemas de aislamiento térmico.

Casas prefabricadas de acero

Entre los distintos tipos de casas modulares, encontramos también el acero. Las casas prefabricadas de acero son una de las opciones más duraderas y estables que existen, ya que el metal resiste muy bien el paso del tiempo.

Este tipo de casas son más ligeras y más fáciles de transportar que las casas de hormigón. Además,son construcciones muy fáciles de montar y muy económicas. Y si a esto le sumamos que requieren un mantenimiento menor, el precio final será aún más bajo.

Por otra parte, las paredes de las casas de acero son más finas que las de madera u hormigón, por lo que se podrá aprovechar mejor el espacio de la vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *