Filtrar

Mostrando 1–10 de 23 resultados

Los sillones dicen mucho de sus dueños. La importancia del sillón es esencial si queremos sentirnos cómodos en la oficina o en casa. Hay infinidad de estancias donde colocar un sillón y en cada una de ellas ocupará un sitio especial y diferente. Son un elemento complementario perfecto para dar un toque propio a tu estancia.

El diseño de nuestros sillones

Existen infinidad de funciones que podemos darle a un sofá. Para crear ambientes, decorar o para darle un uso muy práctico. Por ejemplo, podemos echando mano a los sillones más típicos del hogar o la oficina, podemos utilizar un sillón auxiliar para crear ambientes diferentes en el caso de que queramos dividir nuestra estancia en dos o dotarla de un toque acogedor, para crear un pequeño rincón de lectura o una acogedora biblioteca en casa.Por otro lado, podemos contar con un sillón relax, que son parte de nuestro descanso diario.

Este tipo de sillón suele ser más extendido en el salón o dormitorio pues están diseñados con estructuras relax que incorporan mecanismos de reposa pies y respaldos abatibles para facilitar la postura y ayudar en su comodidad.

En cuando a otro modelo de sillón contamos con el sillón de oficina que además de su comodidad y funcionalidad, aportarán el aspecto con el que más a gusto te encuentres en tu despacho.

¿Cuál es tu estilo?

El estilo varia en cada uno como es normal. Existe infinidad de estilos con los que sentirnos identificados y que encajen mejor con nuestra personalidad.

A la hora de elegir un sofá es muy importante la elección del color. Los colores neutros, lisos, claros u oscuros suelen ser apuestas seguras que combinan con todo tipo de gamas, mientras que los colores más vivos o con estampados son algo más arriesgados pero siempre pueden encajar si los combinas con estilo.

Las formas y los estilos van más asociados a nombres que todos conocemos. Dependiendo de tu gusto podrás elegir entre estilos de sillón con formas y colores minimalistas, estilos clásicos o el vintage moderno de tapizado llamativo o colores fuertes.