Filtrar

Mostrando todos los resultados (5)

Estanterías en el hogar

Las estanterías deben adaptarse a la forma en que vives y al espacio que tienes.

Se pueden utilizar como unidades de estantería abiertas para crear espacio de almacenamiento sin que sea el protagonista de la sala, o como módulos formados para ajustarlos a la pared que elijáis.

Siempre hay que tener en cuenta los objetivos que se van a colocar en la estantería. Si va a ser de uso para libros por ejemplo, o para uso decorativo, en cualquier caso deberemos de elegir el grosor y la forma más adecuada para cada uno. Los libros pesan bastante, por lo que deberemos elegir un ancho de estantería más grueso para soportar peso.

La estantería debe de elegirse de acuerdo con la pared. El color de la pared debe mantener la luz para contrastarlo con estanterías oscuras, por ejemplo, y poder brindar un fondo.

Crear espacios:

Las estanterías nos pueden servir para crear salas independientes. A modo de pared podemos ubicar la estantería para dividir dos espacios y crear una sala de estar y un comedor independientes. Con esta ubicación podremos acceder a ella desde los dos lados.

Ideas de decoración:

Si en tu estante vas a colocar libros es importante tener en cuenta que mostrar objetos entre libros aligerará la sensación general. Además se conseguirá mayor armonía visual ordenando los libros por tamaño, los más grandes en la parte inferior en los estantes más profundos y los más pequeños delante.

En cuanto a los objetos, para mantener  un aspecto limpio en la estantería utiliza cajas decorativas para almacenar pequeños objetos. Los objetos mas elegantes que queramos exhibir deben de colocarse a nivel de los ojos.