Cómo preparar la casa para afrontar el frío

¡HO, HO, HO! El frío ya está aquí. Y tu casa lo nota. Se acabó eso de salir de la cama de un salto, o sudando en mitad de la noche. Las temperaturas bajan bajo las paredes del hogar. Y a veces más de lo que nos gustaría… Pero que no cunda el pánico. A continuación te damos algunos trucos y consejos para preparar tu casa este invierno y ponerla a punto para contrarrestar el frío polar.

La importancia de un buen descanso protegidos del frío

Para afrontar un día frío de invierno con una sonrisa en la cara, nada como tener un buen descanso durante la noche. Si nuestra casa es muy fría deberemos ir preparando el nórdico o el edredón. Piensa que es posible que tengas que llevarlo a la tintorería (así como las alfombras del año anterior). Así que mejor prepararlo todo con tiempo.

Cómo vestir la cama en invierno

Vestir correctamente la cama en invierno será la mejor manera de tener un buen descanso cuando el frío hace acto de presencia en el hogar. Es un buen momento para comprar una funda para el nórdico a juego con la decoración de tu dormitorio. También son ideales las mantas decorativas para colocarlas encima del nórdico a los pies de la cama.

Y si aún no tienes ninguna alfombra, piensa en que estas dan mucha calidez al dormitorio. Además, será un auténtico placer pasear por ella descalzos.

Aquí os hablábamos de cómo decorar el dormitorio para mejorar el descanso.

Revisa los cerramientos y ventanas para proteger la casa del frío

Si tus ventanas son viejas, quizá haya llegado el momento de cambiarlas por unas con un mejor aislamiento térmico.

Ahorro y confort

Según el Instituto para la Diversificación y ahorro de la Energía (IDAE), un mal aislamiento de puertas y ventanas provoca la pérdida de entre el 25 y el 30% de la calefacción.

Para ahorrar en la factura de la electricidad y la calefacción, es importante revisas las grietas que puede haber alrededor de las ventanas y poner masilla resistente al agua u otros materiales aislantes.

Ventanas aislantes

Las ventanas aislantes son más eficientes energéticamente, por ejemplo, la energía que pierde una ventana de doble acristalamiento es de 650 kwh al año, y de cristal sencillo 1.000 kwh al año.

Por esta razón, si tienes que cambiar el tipo de ventana que hay en tu hogar, es importante prestar atención a los diferentes elementos de la ventana (vidrio, carpintería del marco, protecciones solares…) para cumplir con la calidad adecuada, evitando las pérdidas de frío y calor, y reduciendo el consumo energético, lo que contribuye a un ahorro en las facturas de calefacción y refrigeración.

Persianas a punto para un invierno sin contratiempos

También es importante revisar las persianas y ver que no haya ninguna estropeada. Este es otro de los elementos que puede provocar un gasto excesivo en calefacción. Al bajar las persianas al marcharse el sol estarás contribuyendo a que el frío exterior no se filtre por la ventana.

Doble cortina

Otra de las soluciones más económicas para combatir el frío es colocar doble cortina. Esto resulta muy eficaz para que el calor interior no se escape por las ventanas y que el frío no entre.

Correrlas cada noche ayuda también a impedir que el frío entre.

Calefacción

Purga los radiadores

Algunos radiadores se purgan de forma automática. Pero si este no es el caso de los tuyos, hazlo cada año.

Si el agua no circula correctamente por los radiadores la eficiencia será peor. Además, no olvides limpiarlos. Ya que así también rinden mejor.

La calefacción supone un 25% de la energía que gastamos al año. Por ello es importante cuidarla y ahorrar todo lo posible para combatir el frío.

Instala un termostato

Un termostato enciende y apaga la calefacción de forma automática. Esto hace que en invierno la temperatura se pueda mantener estable en el interior de la casa. De esta forma evitamos bajadas bruscas y subidas, que provocan un mayor gasto energético.

Viste tu sofá para combatir el frío

El sofá es, después de la cama, el lugar en el que más tiempo pasamos en nuestra casa. Por ello, si queremos preparar la vivienda para el invierno y el frío, no podemos olvidar vestirlo.

Sofá de invierno anti-frío

Un auténtico sofá de invierno anti-frío cuenta con mantas en los brazos para taparnos cuando llegue el frío. Si no queremos colocar las mantas encima del sofá, podemos colocar un cesto o cesta cerca de éste. Así además de decorar el salón, nos sirve para meter las mantas extra.

En cuanto a los cojines, podemos cambiar las fundas por textiles que abriguen más como el terciopelo o la lana.

Muebles en su lugar

Durante el invierno puede que hayamos colocado algún mueble delante de un radiador. En invierno no olvides despejar la calefacción para que no haya ningún mueble que se interponga entre el calor y nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *